Garza presentó en 2016, durante la Feria Eurobico de Valencia, su nueva gama de detectores de movimiento, humo e inundación.

Los detectores de movimiento Garza Power se encienden al detectar movimiento dentro de su radio de alcance, ahorrando mucha energía innecesaria.

Las tecnologías usadas por Garza son dos: Infrarrojos pasivo (PIR) y Microondas.

El detector PIR se activa ante la presencia de fuentes de energía, como el cuerpo humano, en movimiento. Detecta el cambio de temperatura en su radio de alcance y se enciende.

El detector Microondas detecta las ondas electromagnéticas que se propagan dentro de su radio de alcance, incluso a través de obstáculos y, por lo tanto, estas bombillas pueden estar escondidas o cubiertas.

Estos detectores aportan también seguridad, pues alertarán de cualquier presencia inesperada.

Pueden instalarse en el techo, en paredes interiores y exteriores, en las entradas y salidas, en el garaje, jardín, zonas de paso…, aportando una gran comodidad, seguridad y ahorro energético.

Los detectores de humo e inundación completan la gama, advirtiendo de cualquier posible fuego o fuga de agua y su peligro correspondiente, protegiendo la familia y el hogar.

Los primeros se instalan en el techo o en zonas altas y avisan de humo, emitiendo una señal sonora que advierte del peligro. Los segundos se instalan en el suelo y detectan fugas de agua, siendo perfectos para baños, sótanos, garajes…

La apariencia de estos productos Garza es sumamente atractiva y está enfocada a facilitar su uso por el consumidor.