¿Compras plantas de interior para tu hogar, pero no logras que crezcan y luzcan realmente bonitas?

Conocer la mejor luz artificial para plantas es un requisito indispensable para que consigas tener éxito en tu cultivo. Te recomendamos que sigas estos consejos para iluminar plantas de interior y ya te vamos adelantando que...notarás la diferencia.

Saber cómo iluminar plantas de interior no es algo ni mucho menos secundario para el desarrollo de tus variedades preferidas. Si no tienes la suerte de disponer de grandes ventanales, que den al exterior y que sean capaces de proporcionar la luz natural necesaria, la artificial se convertirá en tu mejor opción para tus plantas. Incluso te servirá para el cultivo de semilleros y especies exóticas.
Eso sí: es importante que conozcas las claves para usar la iluminación adecuada y que esta resulte realmente beneficiosa. Si no es así, someter tus plantas a un exceso de luz puede originar los siguientes problemas: 

  • Hojas pequeñas y blanquecinas.
  • Bordes de las hojas marrones o con manchas pardas.
  • Plantas sin vigor.
Por otra parte, la falta de luz necesaria puede originar estos síntomas:

  • Hojas amarillas que se caen.
  • Poca floración, o de mala calidad.
  • Tallos muy largos y delgados, que crecen buscando la luz.
  • Crecimiento lento.

Sin duda todo esto es un motivo más que suficiente para aprender a proporcionar la luz artificial adecuada en cada momento. A continuación, te explicamos por dónde empezar.


¿Cómo saber cuál es la mejor luz artificial para plantas?

Los requisitos básicos que debe cumplir la luz artificial que instales están muy relacionados tanto con la tonalidad de la luz como con su potencia. Te lo explicamos punto por punto.

El color

Las plantas que crecen en el exterior aprovechan todo el espectro de colores de la luz del sol para desarrollarse, poniendo especial énfasis en el rojo y el azul. En el mercado puedes encontrar luces de crecimiento y luces de amplio espectro diseñadas para el cultivo de plantas. Estas últimas son las que se parecen más a la luz solar y, por lo tanto, las más adecuadas.

Las luces de amplio espectro pueden sustituirse por una combinación de LED blanco frío y cálido, que creará un espectro amplio con una temperatura baja. De esta manera se reduce el consumo energético y el coste.

La intensidad

Para elegir la mejor luz artificial para plantas de interior es importante tener en cuenta la potencia de la bombilla y la distancia a la que está situada. Hay que pensar que el origen de las variedades a cultivar marcará la intensidad de luz necesaria.

De todos modos, antes de decidir a qué distancia colocar una planta de la luz artificial, debes tener en cuenta el tipo de lámpara usado.

Duración de la iluminación

Ninguna planta puede recibir luz las 24 horas del día. Es necesario que dispongan de unas horas de oscuridad para llevar a cabo el proceso de respiración, indispensable para que puedan crecer correctamente. Resulta fundamental conocer el tiempo de descanso que necesita cada variedad para realizar sus procesos biológicos. En ese sentido, las plantas se dividen en tres grandes grupos.

  • De día corto, como el kalanchoe o las azaleas. Son las que necesitan menos de 12 horas al día para desarrollarse y florecer.
  • De día largo, como las hortalizas y flores de temporada. Necesitan de luz entre 14 y 18 horas al día.
  • De día neutral. Son las que se sienten bien con entre 12 y 14 horas de luz todo el año, como los geranios.

La necesidad de iluminación de cada planta en su estado natural, en el exterior, condicionará el tipo de bombilla que vayas a usar, su intensidad e, incluso, el color elegido.

Cada planta tiene sus características propias, pero si partes de estos principios básicos te resultará muy fácil empezar a diseñar la iluminación artificial más adecuada en cada caso. Lo más importante que debes tener en cuenta es adaptar el suministro de luz a cada variedad de planta que tengas en casa.

Ahora que ya sabes cuál es la mejor luz artificial para tus plantas, ¿te animas a probar su efecto con las variedades que cultivas?