Después de la COVID 19, millones de personas en todo el mundo han tenido que trabajar de forma remota y, es probable, que muchas de ellas tengan que seguir trabajando de esta forma durante mucho tiempo.

A algunas de estas personas les encanta trabajar desde casa y no pueden imaginar nada mejor que un día con su ordenador de trabajo, su manta y los pantalones de pijama. Sin embargo, otros muchos, extrañan las charlas informales con los compis de trabajo.

Esas conversaciones, aparentemente intrascendentes y, a veces, incómodas, son fundamentales para la felicidad y la productividad en el puesto de trabajo, así como para mantener en forma tus habilidades sociales.

Los salones, las cocinas, los comedores y las habitaciones se han convertido en zonas, a menudo colocadas al azar. Afortunadamente, existen formas fáciles y asequibles de hacer que las horas de trabajo en tu casa las sientas igual de acogedoras que en la oficina.

Las conversaciones informales también son clave para generar confianza y comunicación en el trabajo.

Si la comodidad e incluso el aumento de la productividad están en tus objetivos este año, os contamos algunos consejos e ideas para crear un espacio de trabajo y rutina que harán que trabajar desde casa sea una experiencia increíble. ¿Quién sabe? Puede que ni siquiera quieras volver a la oficina. 

Si nos detenemos a pensar cuántas horas pasamos sentados trabajando, es fácil llegar a la conclusión de que la comodidad es una prioridad. Una posición cómoda gracias a las sillas ergonómicas puede hacer o deshacer la comodidad de un entorno de trabajo ideal. Estar sentado durante varias horas al día puede provocar una gran cantidad de problemas, incluidos dolores de espalda y una postura incorrecta, pero la silla adecuada puede ayudar. Cuida tu cuerpo, es fundamental.

Si no te animas a cambiar la silla, puedes optar por una almohada de apoyo.

Por otra parte, como ya sabéis, ahora más que nunca la salud se ha convertido en una prioridad absoluta, y las partículas y gotitas en el aire son el enemigo número uno de la salud. Te recomendamos un purificador de aire para mejorar la calidad del aire de tu hogar.  

Y si quieres mejorar la calidad del aire de tu hogar, pero no termina de convencerte el purificador de aire, puede optar por el purificador de aire de la naturaleza: las plantas. Y es que, como os comentábamos en otra ocasión, hay plantas que son excepcionales purificadoras de aire

Y no solo sirven para purificar el aire, sino que ayudan a crear un ambiente más acogedor y de mayor bienestar en la oficina de tu casa.

Está demostrado que las plantas reducen el estrés y aumentan el estado de ánimo. E incluso hay estudios que investigan las plantas que demuestran que tener plantas en la oficina nos hace más productivos. ¿Te animas?

Afortunadamente los asistentes de voz inteligentes como Alexa o Google pueden ayudarte a programar citas, recordar reuniones periódicas, hacer listas de tareas pendientes, programar llamadas o incluso definir palabras. Si tienes una llamada en poco tiempo, tu asistente de voz te lo recordará. Simplemente pídele que tome nota para más tarde, y te lo recordará.

Muchas personas hacen mejor ejercicio de lo normal y una menor actividad física puede hacer que te sientas más ansioso mientras te sientas en tu escritorio y trabajas. Un reposapiés de escritorio te puede ayudar a sentirte más cómodo y de manera similar a otras herramientas de “inquietud”, el simple movimiento de balanceo de tus pies puede servirte como una salida para tu energía y ayudarte a concentrarte en cualquier tarea que tengas entre manos.

En cualquier espacio, la iluminación adecuada ayudar a crear un espacio de trabajo más productivo y cómodo.

La mala iluminación puede reducir tu energía, atenuar el estado de ánimo, producir fatiga visual y dolores de cabeza.

Además de afectar a tu capacidad para trabajar de una forma más eficaz. Hay estudios que demuestran que la exposición a la luz natural durante el día también tiene efectos positivos en nuestra salud mental y física. Si no dispones de mucha luz natural, la luz artificial es aún más importante cuando hablamos de iluminación en el espacio de trabajo. Es muy importante mantener la luz de una forma indirecta y eliminar el deslumbramiento y las sombras.

Sin duda trabajar desde casa es un sueño para muchos, pero conlleva sus propios desafíos. Así que si quieres aumentar en salud, felicidad, productividad y dejar mentalmente el “modo casa” y entrar en el “modo trabajo”, ya sabes.