¿Qué cámara de vigilancia comprar? Principales características que valorar

¿Qué cámara de vigilancia comprar? Principales características que valorar

No todas las cámaras de vigilancia son iguales, como tampoco son las mismas las necesidades que puede requerir la instalación de estos dispositivos. Por ello, a la hora de adquirir uno de estos equipos es muy recomendable fijarse en sus características y en los usos que se les va a dar.

Teniendo en cuenta estos parámetros resultará más fácil dar con la opción más acertada, que no necesariamente tiene que ser la que más prestaciones ofrezca o la más cara, sino la que mejor se ajuste a las necesidades que se quieren cubrir. Por ello, en este artículo nos centraremos en mostrar cuáles son las principales características que hay que valorar a la hora de comprar una cámara de vigilancia.

Principales características que valorar en una cámara de seguridad

No es lo mismo un hogar que un negocio, como tampoco es igual un espacio abierto y amplio que otro cerrado o un piso habitado que un entorno vacío. Si el lugar está lo suficiente iluminado o no, cómo se va a alimentar, qué tipo de conexión necesitará… Estos son solo algunos de los posibles escenarios y condiciones a los que deberá ajustarse el sistema de seguridad. Y, puesto que existen diversos tipos de cámara de vigilancia, veremos sus características, empezando por la conectividad.

camara video wifi

Conectividad

A grandes rasgos, en el mercado se pueden encontrar dos grupos diferenciados de cámaras de vigilancia, atendiendo a su conectividad. Son las cámaras con una conexión a un Circuito Cerrado de Televisión (CCTV) y las IP, que no llevan cables, como las cámaras de seguridad Wifi. En el primer caso, hablamos de un circuito que aglutina una o varias cámaras, cuyas imágenes se pueden visualizar en una pantalla conectada a las mismas.

En cuanto al segundo grupo, las cámaras de seguridad IP no necesitan cableado, puesto que se conectan a internet por Wifi, y permiten el acceso desde dispositivos como un ordenador, un móvil o una tablet que, simplemente, estén conectados a internet.

Esta última es una opción muy cómoda, más fácil de instalar que un circuito cerrado y mucho más accesible. Sin embargo, son susceptibles de ser inhibidas y, en el caso de que no funcione internet, también dejarán de emitir la señal.

Resolución y calidad de imagen

La resolución y la calidad de la imagen también son un aspecto que hay que tener en cuenta cuando uno se pregunta qué cámara de vigilancia comprar. Aunque la tecnología ha mejorado significativamente con los años y ya hay cámaras de alta e incluso de ultra alta definición, es conveniente pensar qué necesidades se van a cubrir; es decir, si es necesario que las imágenes sean de una calidad excepcional o no.

De hecho, también hay que tener en cuenta que una mayor resolución implica, en líneas generales, más capacidad de almacenamiento y más ancho de banda, en el caso de las cámaras IP.

En ese sentido, también es recomendable fijarse en los códec de compresión de vídeo que utilizan, ya que uno adecuado, como el H.264, puede suponer un ahorro considerable de consumo de ancho de banda y almacenamiento.

Ubicación

Dónde se van a colocar los dispositivos también es una cuestión de peso. Si es un espacio interior o exterior, con mucha o poca luz o si el ángulo de visión es el correcto son cuestiones que deben solventarse antes de adquirir los aparatos. Por ejemplo, en espacios exteriores y con buena iluminación natural, una cámara de vigilancia con placa solar resulta una opción idónea.

camara de video exteriores

Detección de movimiento

Dentro de los sistemas de seguridad domótica también podemos encontrar cámaras que se activen al detectar movimiento. Esta característica reduce significativamente el uso del almacenamiento disponible, ya que solo grabará cuando un movimiento ponga a grabar la cámara.

Alimentación

Qué tipo de cámara y cómo consigue la energía que va a necesitar es una pregunta que, necesariamente, tendrá que ser resuelta a la hora de instalar un sistema de vigilancia.

Es decir, si vamos a utilizar cámaras que requieran un enchufe, habrá que tener en cuenta que cerca del lugar en el que se ubicarán deberá haber un punto de luz o, en el caso de que no sea así, tener el cable suficiente para alcanzarlo.

Sin embargo, esta no es la única opción. Como ya se ha visto, existen cámaras que se alimentan gracias a una placa solar, de manera que no será necesario en estos casos otra fuente de alimentación. Y, en la línea de evitar los cables, también hay dispositivos que utilizan baterías para obtener su energía. Por último, algunas cámaras cuentan con ambas fuentes de energía, tanto la placa solar como las baterías que, generalmente, sirven como sustituto al panel ante la falta de luz.

Otras características que tener en cuenta

Más allá de las características de las cámaras de seguridad que acabamos de ver, existen otras que también resultan de interés y que ofrecen ventajas concretas. Son la posibilidad de grabar audio y emitirlo y que puedan grabar de manera óptima con poca o ante la ausencia de luz.

Micrófono y altavoz

Las cámaras de vigilancia con micrófono, además de grabar la imagen, también capturarán el sonido de la ubicación en la que se encuentre. Si, además, incorporan un altavoz, permitirán, incluso, comunicarse.

Visión nocturna

Las cámaras con esta característica utilizan los infrarrojos para ‘ver’ cuando no hay luz. Por ello, resultan idóneas para entornos con poca iluminación, como espacios cerrados, o en lugares en el exterior que no tienen una fuente de luz cercana y que se quieren vigilar.

Comments (0)

No comments at this moment

New comment

You are replying to a comment

Producto añadido a tus favoritos
Product added to compare.