Tipos de detectores de humo

Tipos de detectores de humo

La función principal de un detector de humo es identificar la presencia de humo para avisar de un incendio produciendo una señal de alarma. Algo que, sin duda, salva muchas vidas a lo largo del año.

A la hora de elegir el dispositivo que queremos instalar, debemos tener en cuenta los tipos de detectores de humo que existen, así como sus características y su funcionamiento para decidir cuál se adapta mejor a nuestras necesidades. En este artículo, te explicamos cuáles son las clases de detectores de humo que podemos encontrar.

Diferencias entre detectores de humo tradicionales e inteligentes

Todos los detectores de humo constan de dos partes básicas: un sensor para detectar el humo y una alarma que consiga alertar a la gente, generalmente, mediante un sonido fuerte. Entonces ¿Qué diferencia a los detectores de humo tradicionales de los inteligentes? Vamos a analizarlo.

Detectores de humo tradicionales

Los detectores de humo son capaces de identificar si se está produciendo un incendio mediante la detección de pequeñas partículas en el aire, que es lo que genera el humo, utilizando diferentes tecnologías. Cuando detectan esas partículas por encima de un determinado umbral, hacen sonar la alarma para que tu familia y tú podáis poneros a salvo.

Sin embargo, a veces puede darse el caso de una falsa alarma, por ejemplo, si al cocinar se genera mucho humo.

Detectores de humo inteligentes

Esta clase de detectores de humo presentan una serie de ventajas que nos permiten disponer de una seguridad inteligente para el hogar, con la correspondiente tranquilidad que esto supone.

A diferencia de los tradicionales, estos tipos de detectores de humo permiten identificar también el monóxido de carbono. En este sentido, un detector de CO no solo avisa de una combustión temprana, sino que es capaz de identificar la presencia de gas. Pero estos modelos aún tienen más que ofrecer.

La principal ventaja de un detector inteligente es que está vinculado con un sistema de alarma que puede conectarse a tu smartphone. 

Si alguna vez detecta humo o monóxido de carbono, recibirás una notificación, incluso cuando estés fuera, y así podrás avisar a los bomberos y salvar tu casa. Del mismo modo, esta clase de detectores de humo no solo se conectan de forma inalámbrica con otras alarmas inteligentes que sean compatibles, también permiten la conexión con una central de alarmas. Lo que supone que, si te encuentras fuera o estás de vacaciones, los bomberos se presentarán sin necesidad de tu mediación.

A diferencia de un detector de humo clásico, que se activa cada vez que se queman tostadas, este dispositivo reduce el número de falsas alarmas. De hecho, una de las características más sofisticadas que presenta es que puede distinguir entre los humos de la cocina, el vapor de la ducha y los incendios reales.

Tipos de detectores de humo

Tipos de detectores de humo

A continuación, examinaremos los dos tipos más comunes de detectores de humo que se utilizan hoy en día: los detectores fotoeléctricos y los detectores de ionización.

Detectores de humo iónicos

Utilizan partículas ionizadas para identificar la presencia de humo.

Los detectores de humo iónicos son especialmente sensibles a los humos que contienen partículas pequeñas (de 0,01 a 0,4 micras), a la presencia de fuegos de crecimiento rápido y a los humos no visibles, como los generados en los incendios de combustión rápida provocados por gasolina, alcohol, aceites, plásticos, líquidos químicos, etc.

Los detectores de humo iónicos detectan partículas que son demasiado pequeñas para influir en la luz gracias a su sistema de funcionamiento: la corriente se interrumpe cuando el humo entra en la cámara de ionización, ya que las partículas del humo se adhieren a los iones y los neutralizan. Es entonces cuando emite la señal de alarma.

Detectores de humo ópticos o fotoeléctricos

Un detector de humo fotoeléctrico funciona según el principio de la dispersión de la luz.

En el interior del detector de humo hay una luz y un fotosensor colocados en ángulos de 90 grados entre sí. En su estado normal, la luz sale disparada en línea recta y no llega al sensor. Sin embargo, cuando el humo entra en la cámara, las partículas de humo dispersan la luz y una parte de esta llega al sensor haciendo saltar la alarma.

En este aspecto, los detectores de humo fotoeléctricos son mejores para detectar incendios con mucha presencia de humo. Por ejemplo, cuando se quema un colchón o el fuego se produce por un cortocircuito.

Otros tipos de detectores para incendios

Detectores de humo térmicos

Se trata de detectores de incendios que registran el rápido aumento de la temperatura ambiente, lo que hace que entren en acción.

Los detectores de humo térmicos se activan con las fuentes de calor e informan inmediatamente en caso de incendio.

Detectores de humo de radiación

Al igual que los anteriores, los detectores de radiación se clasifican como sistemas de detección de incendios. En este caso, son capaces de detectar las radiaciones infrarrojas o ultravioletas que producen las llamas mediante los filtros ópticos que poseen.

Si estás buscando un detector de humo para tu hogar o tu negocio, en Garza contamos con una amplia gama de detectores de humo de última generación a precios económicos. Echa un vistazo y elige el que mejor se adapte a tus necesidades.

Comments (0)

No comments at this moment

New comment

You are replying to a comment

Producto añadido a tus favoritos
Product added to compare.